Páginas vistas en total

domingo, 15 de julio de 2012

¿Qué pasa con los Asuntos particulares y las vacaciones de empleados públicos tras el Real Decreto -Ley 20/2012

                                    


            El Real  Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, en su artículo 8 bajo el título “Modificación de los artículos 48 y 50 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, de Estatuto Básico del Empleado Público y medidas sobre días adicionales”, trae consigo una serie de novedades significativas.



            El literal del artículo 8 del citado Real Decreto-Ley modifica el artículo 48 de la Ley 7/2007 en su apartado Uno, mientras que el apartado Dos (de ese mismo artículo 8) va referido a las vacaciones,  quedando estos apartados redactados del siguiente modo:



Uno. Se modifica el artículo 48 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público en los siguientes términos:

“Artículo 48. Permisos de los funcionarios públicos.

Los funcionarios públicos tendrán los siguientes permisos:

(…)

48.k)  Por asuntos particulares 3 días

48 l) Por matrimonio, 15 días. (Antes regulado en la Ley de Funcionarios Civiles del Estado)

Se suprime además,  el párrafo 2 del 48 del EBEP que disponía :2. Además de los días de libre disposición establecidos por cada Administración Pública, los funcionarios tendrán derecho al disfrute de dos días adicionales al cumplir el sexto trienio, incrementándose en un día adicional por cada trienio cumplido a partir del octavo”
Aunque la Disposición final decimoquinta del Real Decreto-Ley, dispone que “este real decreto-ley entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado”, es importante  no perder de vista su  Disposición transitoria primera. En la misma se establece que “lo dispuesto en este Real Decreto-ley sobre vacaciones y días de asuntos particulares, días adicionales a los días de libre disposición o de similar naturaleza, no impedirá que el personal funcionario, estatutario y laboral disfrute los días correspondientes al año 2012, conforme a la normativa vigente hasta la entrada en vigor de este Real Decreto-ley.

Igualmente, lo dispuesto en este Real Decreto-ley no será de aplicación a los empleados públicos que a su entrada en vigor, se encuentren en la situación de incapacidad temporal.”
Por otro lado, el apartado Dos del artículo 8 prescribe:
Se modifica el artículo 50 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público que queda redactado de la siguiente manera:
«Artículo 50. Vacaciones de los funcionarios públicos.
Los funcionarios públicos tendrán derecho a disfrutar, durante cada año natural, de unas vacaciones retribuidas de veintidós días hábiles, o de los días que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor.
A los efectos de lo previsto en el presente artículo, no se considerarán como días hábiles los sábados, sin perjuicio de las adaptaciones que se establezcan para los horarios especiales.»
 Como podéis comprobar, se ha eliminado la referencia que se hacía en la redacción anterior de dicho artículo al derecho “como mínimo” durante cada año natural, de unas vacaciones retribuidas de veintidós días hábiles, o de los días que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor.”
También es este caso, reiteramos la referencia a la disposición transitoria primera.
Por último, pero no por ello menos importante, sino todo lo contrario  -por la transcendencia en cuanto a la observancia y cumplimiento de las normas , el apartado Tres de este artículo 8 establece que  Desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, quedan suspendidos y sin efecto los Acuerdos, Pactos y Convenios para el personal funcionario y laboral, suscritos por las Administraciones Públicas y sus Organismos y Entidades, vinculados o dependientes de las mismas que no se ajusten a lo previsto en este artículo, en particular, en lo relativo al permiso por asuntos particulares, vacaciones y días adicionales a los de libre disposición o de similar naturaleza.”.
 Por lo tanto, habrá que tener en cuenta esta nueva regulación con el fin de no incurrir en equívocos o irregularidades a la hora de tramitar los permisos reconocidos por el EBEP puesto que es clara la suspensión que establece este apartado Tres respecto a todos aquellos Pactos, Acuerdos y Convenios que no se ajusten a lo establecido en el Real Decreto Ley 20/2012.
Todo esto es pura cuestión de práctica, como todo. Una vez nos encontremos con la casuística real  se podrá afinar en la aplicación de estas nuevas disposiciones.

3 comentarios:

  1. En muchas webs donde se explica el decreto dice que hay que tener en cuenta la disposición transitoria primera, pero en ninguna la interpreta. En nuestro puesto de trabajo surgió la duda sobre si ésta permite el prorrateo hasta la fecha de entrada en vigor del decreto o si se pospone al 2013 su aplicación en lo referente a este tema.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que, una primera lectura de la disposición que comentas, puede parecernos no del todo clara, pero si nos detenemos un poco, en mi opinión, la interpretación de la disposición transitoria primera no ofrece lugar a dudas.
    En ella se establece, como dijimos, que "lo dispuesto en este Real Decreto-ley sobre vacaciones y días de asuntos particulares, días adicionales a los días de libre disposición o de similar naturaleza, no impedirá que el personal funcionario, estatutario y laboral disfrute los días correspondientes al año 2012, conforme a la normativa vigente hasta la entrada en vigor de este Real Decreto-ley."
    El razonamiento entonces podría ser el siguiente:

    En primer lugar, hay que tener en cuenta cuál era la normativa vigente hasta la entrada en vigor del Real Decreto Ley.
    En segundo lugar, los días correpondientes al año 2012, son los que quedaban fijados en la normativa anterior, es decir, aquella que concedía 6 días de asuntos particulares y 22 días, como mínimo, hábiles.
    Por último, si vamos al literal de la disposicion que comentas, en ella se dice que "(..)el personal funcionario, estatutario y laboral disfrute los días correspondientes al año 2012, conforme a la normativa vigente hasta la entrada en vigor de este Real Decreto-ley."

    No sé si te ha servido de ayuda, y agradezco este matiz que introduces, pero entiendo que si la intención del legislador hubiera sido la aplicación inmediata - debiendo acudir por tanto al prorrateo de los días correpondientes al año 2012 - habría sido un tanto innecesaria esta disposición transitoria primera o se habría redactado de otro modo.

    ResponderEliminar
  3. Yo opino de igual modo. Muchas gracias por tu respuesta.

    ResponderEliminar